CÓMO ESCRIBIR UN RELATO CORTO

¿Qué es un relato corto? Una buena definición sería denominar estos relatos como una narración no muy extensa que hace la vida más amable al lector.

Escribir un relato corto puede ser complicado por la dificultad de escribir una historia en pocas páginas o palabras, y muchos escritores se centran en historias más largas en las que pueden dar todo tipo de detalles y un ritmo más pausado a la acción. Vamos a repasar una serie de ideas sobre cómo escribir un relato corto.

- Elige una frase impactante para comenzar el relato

Debemos decidir cuáles son las frases para empezar un relato corto más adecuadas. Muchas veces esta frase la decidimos cuando tenemos el texto prácticamente finalizado. La primera frase es la puerta de nuestra historia y va a ser la que decida, en muchas ocasiones, si el lector continúa leyendo o no.

Nuestra primera frase debe ser muy clara y no importa si es larga o corta, pero el lector debe comprender perfectamente su significado a la primera.



- Planea lo que quieres contar

La mayoría de los relatos cortos dejan al final un mensaje o un consejo, algo que en una novela no suele suceder. En un relato debemos pensar claramente qué es lo que queremos transmitir e incluso por qué lo queremos transmitir. Con esta idea en la cabeza comenzará la trama y nuestra historia.

Piensa en algo que te motive, un sueño, un cuento o una persona. La clave para escribir un buen relato corto es tener una idea inicial.



- Piensa en el efecto que quieres crear

Una vez elegido el tema debemos pensar en el efecto que queremos transmitir; si queremos asustar a nuestro lector o si por el contrario queremos que se ría, o queremos realizar una crítica social o se trata de un texto que pretenda hacerle reflexionar.

Dependiendo del efecto que busquemos, cambiará mucho cómo escribiremos el relato. Gran parte de nuestro éxito viene de cómo conseguimos transmitir esas sensaciones a los lectores.



- Utiliza un único estilo

En un relato corto debemos cuidar la consistencia del estilo y la personalidad del mismo. Una buena idea es escribir nuestra historia de un tirón, algo que le otorga una mayor consistencia y así nos aseguramos de no perder el estilo. Más tarde, podremos realizar los últimos retoques.



- Elige una extensión y una estructura adecuada

Una buena idea para nuestra trama es imaginar un relato en el que toda la acción se desarrolla en un solo día, manteniendo la estructura en toda la historia, desde el inicio, al nudo y al desenlace. Por mucho que estemos escribiendo un relato corto, no debemos saltarnos su estructura.



- Escribe lo más esencial

En nuestro relato no tenemos demasiadas páginas para perdernos en detalles que poco van a aportar a la historia, así que debemos escribir lo esencial y no debemos perdernos en descripciones, personajes accesorios y conflictos.



- Lee otros relatos

Un buen consejo para comenzar el relato es leer otros relatos con historias similares a las que queremos contar, así nos será más sencillo seguir el ritmo y la estructura que suelen mantener este tipo de relatos.